Portfolio
En la frontera líquida

No todo es cuestión de "máquina"
06 / 11 / 2014

Los que conocéis mi trabajo personal como fotógrafo, o al menos le habéis dado un vistazo a esta web, sabréis de mi evolución, a lo largo de los años, de una fotografía clásica (blanco y negro, laboratorio en casa) a la que ahora mismo practico (experimento, más bien) en la que hay un importante contenido de post-producción digital.

El porqué y el cómo de dicha evolución, que tiene su punto sin retorno en el proyecto inacabado Percepciones, trataré de explicarlo, en breve, en un post que estoy preparando, que por ahora lleva el título provisional de Reflexiones y flexiones sobre un fondo azul.

 

A propósito de "La Luz Interior"
23 / 10 / 2014

Yo debo de soñar cosas muy raras porque cuando le cuento a alguien algunos de los sueños que he tenido siempre me encuentro con un «es que tú eres muy raro». Es verdad que me resulta difícil encajar todas las piezas ya que, a medida que uno va cayendo de nuevo en el mundo real, las escenas de lo que has soñado empiezan a diluirse como un azucarillo en el café, y al final lo que te queda es un “algo” inconexo del que es complicado sacar un hilo argumental coherente. Aun así, a mi me fascina esa capacidad mental de estar dónde se supone que nunca has estado y vivir lo que se supone es imposible que hayas vivido.

La Frontera Líquida
30 / 09 / 2014

Como ya os he contado en un post anterior, existe un blog original En La Frontera Líquida mucho antes de que se pusiera en marcha esta web. En él he ido escribiendo desde hace casi 7 años, no solo sobre Fotografía o Diseño, sino también sobre otros temas que también me interesan (política, literatura, cine, música, periodismo, lo mundano y lo divino, etc.).

 

Lo que harás en Agosto
30 / 07 / 2014

Hoy es tu penúltimo día de trabajo antes de tu descanso veraniego y aquí te ves, en calzoncillos, pegado a la “máquina” con quien mantienes una compleja relación de amor-odio. Echas de menos el laboratorio en blanco y negro y la luz roja de puticlub, y estás hasta los cojones de tanta tecnología, pero no eres de los de cualquier tiempo pasado fue mejor. Sabes que sería imposible hacer lo que ahora haces sin esos malditos artilugios, por mucho que te pese. Pero ese haz melancólico siempre te ha envuelto y hasta incluso te ha engañado más de una vez.

 

© Bernat Gutiérrez / Enunespai 2014 | Aviso legal